10.11.12.1

Thing is, it took me so much to write this. It’s been a while since I wrote about you, funny how you probably won’t get that this is about and for you. Because you’re the kind of boy that is very slow to catch this things or you pretend to be. Anyways, I don’t really want to figure it out anymore. 

Know that I’m only writing this to close a cicle.

I understood that when we like someone we become blind. We don’t see anything wrong, we see the person as perfect. We defend them by saying “oh it is just the way he is.”

But, the truth is that deep down we know it’s not right. I used to be like that with you. I was so blind by you. 

Took me months to get over the fact that a “we” was never going to happen. It made me sad and angry at myself. 

We could say I lost a part of me back then. I didn’t want to see how different we were.

Had many nights of wonder why, now I can say i understand it. I’m happy things turned out like this. 

I see that our differences would have make me imposible to stay with you. I wanted something you could not give me.

Meeting you helped me as experience to know what I really look out for. I don’t want to be half loved. I want to be fully loved. 

I wish for the day you like someone the way i did it with you, and I hope that person likes you back. I ask for you to have a healthy and prosper life.

My heart is calm now; so please don’t look out for me.

[Wrote this a long time ago, didn’t feel like posting it until now.]

Remember everything you read here comes from my own head, not everything is about someone, sometimes I just like to read prompts and wrote about them. 

If you read this, have a great start of 2018! Let’s make it better than the last year.

Advertisements

Lo dificil es que cuando nuestro corazón decide entregarse a una persona, se entrega de manera total.

No tiene la precaución de guardarse un pedacito para si. Sino que decide tirarse al abismo nublado e incierto que es el amar a alguien.

El corazón se entrega no solo a un amante, sino que se entrega a los amigos y a la familia. Para algunas personas el corazón tiene destinado lugares permanentes y especiales, estén o no con nosotros toda la vida.

Se logra dividir para que todos puedan entrar en él. Pero aun asi no todos somos afortunados de que la persona a la que le entregamos todo ese corazón, se quede para siempre.

Algunos se topan con el abandono, la soledad y la tristeza que es provocado por la persona amada. Y es en esas veces que como persona decidimos alejarnos de eso que nos hace mal, que nos pudre de a poco el alma.

Para quien escribo esto, él fue quien le lastimo más que nada. Quien le dio más momentos de llantos y angustia, que momentos felices.

Y lo más irónico es que él nunca se enteró de todo lo que ella le lloró. Simplemente hizo caso omiso a ese sufrimiento, preguntándose porque en ciertas ocasiones ella se veía pensativa o triste con él. 

Antes ella lo llamó enamoramiento, ahora lo ve como lo que en realidad fue, una experiencia para su vida.

Nosotros, los niños tristes. 

Desde chicos nos enseñan que el mundo de grandes nos tratara de manera espantosa. Habrán caidas, pérdidas, errores y demás.

La realidad es que es así. Vamos a perder muchas cosas, pero en medida a que lo hagamos ganaremos otras.

Nos vamos a caer infinitas veces, vamos a llorar, y cometer errores que nos harán querer desaparecer.

Pero la vida lo compensa, muchas veces las cosas que nos afectan en un momento, después se convierten en una bendición. Pues nos abren puertas a diferentes lugares, que no habrían sido posibles si nos quedaramos estancados donde estamos.

Nos enseñan que no debemos de sentir desesperación, o sentirnos desubicados. Pero es normal sentirse perdido. No nacimos en un lugar para quedarnos toda la vida allí. Queremos libertad, felicidad.

De esa rosa que nos pintan las historias de la televisión. De esa que leemos en libros, de la que creemos no existe.

Sin embargo, la felicidad no siempre radica en lo que esta aprobado como felicidad por la sociedad.

Actualmente, con una economía decadente, violencia e inseguridad, cosas sencillas son lo que dan felicidad.

Con un sistema educacional impuesto, sin que se nos consulten, siendo presionados a cumplir estándares para saber si somos lo suficientemente buenos o no, nunca llegando a ser lo mejor.

Con los corazones deshumanizados por la violencia, por muertes diarias, por guerras y por discriminaciones.

Con la mente gris por los pensamientos que nos imponen para hacernos creer qué es lo que nos hará bien o que no.

Con las manos atadas por no ser lo suficiente relevantes o importantes para hacer alguna acción que genere un cambio.

Con vendas en los ojos que nos colocan para ocultarnos la realidad.

Intentamos sobrevivir, en todos los ámbitos pero no podemos. Terminamos sucumbiendo en una desolación.

Nos sentimos inutiles, tristes, desechos y fracasos.

Nuestra felicidad se reduce a poder tener dinero suficiente para comer y tener un cuarto como hogar.

Aquellos que se atreven a no seguir el estereotipo, son golpeados por el doble de fuerza de aquellos que se permiten ser doblegados.

Son los que se atreven a salir del sistema educacional impuesto, que tiene el corazón a flor de piel dispuesto a ser golpeado por los verdaderos sentimientos. Con mentes de colores revolucionarios, con las manos libres y los ojos sin obstrucción.

Son esas personas que aceptan que la vida no es siempre bella, que todo se complementa y que es cuestión de disfrutarla.

Son aquellos que no tienen miedo de hablar en voz alta lo que su mente piensa. Aquellos que saben que saldrán golpeados doblemente pero que al haber roto las cadenas de preocupaciones que nos imponen, serán felices.

No siempre será rápida la felicidad, pero valoran cada momento que tomó llegar a ella. Sueño con que un día haya una mayoria de ellos, que de aquellos que viven con el cerebro apegado a reglas y el alma rota.