“Te dejé por miedo.

Miedo a volverme dependiente a ti, y que tu lo hicieras conmigo. Miedo a que la costumbre me invadiera y dejara de quererte como sentí que lo estaba haciendo. Te dejé antes de que ya no sintiera nada, para no lastimarte después.

O eso me repetí mucho. La realidad es que me fui, di la espalda y no volteé a ver. Tiempo después me arrepentí, cuando conocí a otros y nadie se parecía a ti.

Ellos buscan solo una cara bonita, de pocos sentimientos y que acceda a todo. Eso lo aprendí con los meses.

Me arrepentí de haberte dejado, pase tiempo pensando si habrías encontrado a alguien más. ¿Eras feliz? ¿Estabas bien? ¿Me detestabas?

Un año y unos cuantos meses pasaron y volví a hablar contigo. Quiero decirte que siempre te querré; Sin embargo ya no es igual. Acepté que tu continuaste, me lo hayas dicho o no.

Sonará irónico y un poco contradictorio. Pero me di cuenta que estamos bien así, cambiamos y nos volvimos diferentes y esta bien. Tu eres feliz y yo lo soy ahora también.

El haberme separado de ti, haber conocido a otras personas y aprendido de ellas, me reafirmo que el amor propio es lo mejor que puedo tener ahora…”

Parte 1.

Hace unos días vi una publicación sobre una actividad, dedicada a las personas que tengan algo por decir o que se hayan quedado en una situación donde nunca dijeron las palabras que querían hacia personas que formaron parte de su vida.

Nunca especificaba a quienes, si tenia que ser algo romántico, o si podía ser sobre un amigo o familiar que dejo de estar allí. Simplemente indicaba que podía ser en cualquier situación, lugar y hora. Así que dije, ¿por qué no?

Me decidí por escribir 2 cartas, para las dos personas que he querido y que me enseñaron lecciones valiosas.

Acá publicaré la primera parte. No mencionaré nombres, acá o en las cartas por motivos de privacidad. Sin embargo de leerlas las personas, probablemente sabrían que hablo de ellos. O posiblemente no, después de todo recuerdo eran personas muy despistadas.

En fin, el día de mañana las estaré dejando en el buzón respectivo. La exposición se realizará el 27 de abril en los dorms D15 desde las 18:30 horas.

Acá dejo el link para ver las bases de la actividad y el perfil de Silvinaa (Que es quien organiza la exposición)

Nunca está demás desahogarse, ¿No?

Advertisements

Y lo entendí, yo ya no quería tu atención de esa manera. 
Es más, yo ya no quería tu atención en absoluto.

10.11.12.1

Thing is, it took me so much to write this. It’s been a while since I wrote about you, funny how you probably won’t get that this is about and for you. Because you’re the kind of boy that is very slow to catch this things or you pretend to be. Anyways, I don’t really want to figure it out anymore. 

Know that I’m only writing this to close a cicle.

I understood that when we like someone we become blind. We don’t see anything wrong, we see the person as perfect. We defend them by saying “oh it is just the way he is.”

But, the truth is that deep down we know it’s not right. I used to be like that with you. I was so blind by you. 

Took me months to get over the fact that a “we” was never going to happen. It made me sad and angry at myself. 

We could say I lost a part of me back then. I didn’t want to see how different we were.

Had many nights of wonder why, now I can say i understand it. I’m happy things turned out like this. 

I see that our differences would have make me imposible to stay with you. I wanted something you could not give me.

Meeting you helped me as experience to know what I really look out for. I don’t want to be half loved. I want to be fully loved. 

I wish for the day you like someone the way i did it with you, and I hope that person likes you back. I ask for you to have a healthy and prosper life.

My heart is calm now; so please don’t look out for me.

[Wrote this a long time ago, didn’t feel like posting it until now.]

Remember everything you read here comes from my own head, not everything is about someone, sometimes I just like to read prompts and wrote about them. 

If you read this, have a great start of 2018! Let’s make it better than the last year.

[Escrito el 09.03.14]

Creo firmemente que todos elegimos nuestro infierno y nuestro cielo. Cada persona tiene su propia definición de cielo e infierno.

En el caso de Alan, su cielo e infierno fue Noria. Nunca sabrá si él lo fue para ella pero ella representó todo lo positivo en su vida. Mientras él era lo negativo.

Eran blanco y negro pero en cierta manera lograba un equilibrio. Sus días antes de ella eran nulos y sin emociones, en un hospital. Ella cambio todo.

Imaginen a un niño solitario, aunque tenía familia, pero infeliz. A la edad de 8 años, mi madre y sus compulsivos, así como pánicos me acercaron a los hospitales, con chequeos ocasionales que escalaron a exámenes hasta que un día simplemente le dejó en el hospital.

“Cuando el sol se esconda” (preview)

Las colinas en está época del año son verdes, rodeadas de un aire cálido que relaja a quien se encuentre en ellas.

Disfruto pasar mis mañanas allí, después de hacer mis pendientes. Me gusta recostarme en ellas y a veces cerrar mis ojos, otras veces me gusta observar las pequeñas flores amarillas que crecen desde la grama.

Sentir a esta misma aún húmeda y fresca en mi espalda. Pero sucede en mi mente que cuando cierro los ojos, el cielo se torna gris y nubes de humo no permiten que el aire fresco llegue a mi.

De pronto estoy en la misma colina pero tengo miedo en mi, escucho gritos y huelo muerte. Levanto mi vista del cielo y puedo ver a la distancia a muchas personas combatiendo unas con otras.

“¡Bomba!” grita alguien cerca a mi. Y veo como todos caen al suelo cubriéndose la cabeza, yo hago lo mismo. 

Abro los ojos y me encuentro de vuelta en la colina. No hay guerra y todo está tranquilo, no es la primera vez que me pasa.

Me levanto, sacudo mi pantalón y corró a casa.

Pasan dos semanas desde que fui a la colina. Mi madre se ha preocupado cuando le he contado lo que pasó y me pide no vaya a allí pero algo invisible me pide que me acerque.

Y lo hago. Vuelvo a mi rutina, aunque esta vez con algo de cuidado. Me encuentro de vuelta en la colina, llevo una camiseta que mi madre me regaló el día que mi mente jugó conmigo.

Siento una molestia en la bolsa de esta blusa. Es una nota amarillenta y escrita a mano, puedo notar lleva buen tiempo doblada. 

A medida que leo, puedo notar que me sudan las manos y comienzan a temblar. Las veces que tuve ese tipo de sueños en esta colina comienzan a tener sentido.

La nota me deja perturbada y cierro los ojos, sintiendome cansada de pronto. Puedo escuchar la lluvia comenzar a caer, lo que es extraño si no se supone llueva aún.

Decido levantarme, mi vestimenta es otra y el alrededor de la colina también. Puedo ver a varias personas con antorchas a lo lejos señalándome y caminando hacia mi.

“¡La he encontrado! ¡Atrápenla antes de que escape de nuevo! ”

Hago lo que la carta me decía, corro hasta más no poder para no dejar que me atrapen.

.

.

.

Si estás leyendo esto, significa que en nuestra familia eres quien fue elegida para recorrer sus diversas vidas. Tanto futuras como pasadas. Irás a lugares que crees no conocer pero que estan secretamente conectados con un hecho importante que está por pasar. 

Recopila toda la información que puedas y una vez tu viaje termine regresa al lugar donde todo comenzó. Tu capacidad de resolver el problema, determinará tu destino. 

Y recuerda, no permitas que te atrapen en ninguno de esos lugares.


Lo dificil es que cuando nuestro corazón decide entregarse a una persona, se entrega de manera total.

No tiene la precaución de guardarse un pedacito para si. Sino que decide tirarse al abismo nublado e incierto que es el amar a alguien.

El corazón se entrega no solo a un amante, sino que se entrega a los amigos y a la familia. Para algunas personas el corazón tiene destinado lugares permanentes y especiales, estén o no con nosotros toda la vida.

Se logra dividir para que todos puedan entrar en él. Pero aun asi no todos somos afortunados de que la persona a la que le entregamos todo ese corazón, se quede para siempre.

Algunos se topan con el abandono, la soledad y la tristeza que es provocado por la persona amada. Y es en esas veces que como persona decidimos alejarnos de eso que nos hace mal, que nos pudre de a poco el alma.

Para quien escribo esto, él fue quien le lastimo más que nada. Quien le dio más momentos de llantos y angustia, que momentos felices.

Y lo más irónico es que él nunca se enteró de todo lo que ella le lloró. Simplemente hizo caso omiso a ese sufrimiento, preguntándose porque en ciertas ocasiones ella se veía pensativa o triste con él. 

Antes ella lo llamó enamoramiento, ahora lo ve como lo que en realidad fue, una experiencia para su vida.

Y brillas bonito

De los años que vivido, he experimentado la ausencia de muchas cosas. Cosas materiales, que se valoran en el momento que se tienen pero que no afectan cuando hacen falta.  Y en algunas ocasiones la de las personas pero ninguna se había sentido tanto como la tuya.

Tenemos por costumbre tomar por sentado la presencia de las personas, sin saber como la vida nos dará jugadas, separándonos antes de tiempo. Alguna vez leí que mientras más grandes en edad nos hacemos, más se notan las ausencias en la mesa y en la casa.

Nuestros seres amados se van. Afortunadas son las familias en las que pocos se van. Sufrimos por ese abuelo que vive lejos, por esos primos que se alejaron de la familia o por aquellos hermanos que fallecieron antes de tiempo.

Lo que queda en fechas donde las familias se juntan en casa, es recordar con afecto las acciones o anécdotas que nos dejan los que no están, rogando secretamente que todos los presentes puedan estar en celebraciones futuras.

Mi familia te extraña, no hay oportunidad en la que no te recordemos. Dejaste un vacío en nosotros al irte tan pronto, tan joven y con muchas cosas por vivir aun. Puedo recordar como esperamos a que llegaras a casa, sin saber que horas después sabríamos no seria posible, o por lo menos en esta vida.

En fechas como estas, se que estaremos extrañándote mucho más. Pero me consuela saber que estas tranquila, en paz y que eres feliz donde estás. Me gusta pensar que cuando estoy viendo al cielo y veo estrellas, en una de ellas estas tu, iluminando con toda esa luz tenias y que en la tierra no pudiste enseñar.