E•MO•TION: Carly Rae Jepsen (Crítica)

Carly Rae Jepsen demuestra que es mucho más que solo Call me maybe, una vez más.

Comenzaré dando una introducción de quién es Carly Rae Jepsen. Si bien es conocida como la artista del single “Call me maybe” que nos demuestra la historia de una chica que le da su número de mil y un maneras a una persona que recién conoce para poder hablarle porque le ha gustado, ella es mucho más.

Siendo canadiense y con una carrera musical desde el 2008, que despego justo con el single de “Call me maybe” (2012), ha publicado 3 álbumes formales, más un mini álbum derivado de su último álbum formal.

En esta oportunidad estaré refiriéndome en especial a Emotion, el cual fue su último álbum, publicado en 2015 y que posteriormente obtuvo una segunda parte el 2016. Si bien Emotion es su mejor álbum hasta ahora, tanto en sonido, producción y letras, durante sus inicios, las canciones de ella se han caracterizado por llevar un mensaje y no constantemente repetir una frase tras de otra (acá no entra Call me maybe).

Continue reading “E•MO•TION: Carly Rae Jepsen (Crítica)”

Tormento bello

Nadie más.

Verlo es una tortura.
De los más bellos y deliciosos que se puedan tener.
No tenerlo me quema, rompe y destroza.
Observarlo ser con otras me hiere.
Quisiera poder hablarle y decirle lo que enrealidad mi alma siente por él.
En temas como este yo conservo aun inocencia.
De una niña enamorada, a una mujer apasionada.
Dios sabe que quisiera olvidarlo, que su cara me hace daño y que me va envenenando de poco a poco.
Quisiera morir, para entonces en mis últimos momentos revivir todas las veces que he podido verlo.

Sobre “the things I write about you…”

Comenzó siendo una historia de fragmentos de mis pensamientos que terminó siendo aquel desahogo que pude tener en momentos que me sentía mal.

Fue originalmente publicada en wattpad, posteriormente compartida en Tumblr y ahora que la comparto acá.

Fragmentos de pensamientos que tuve en algún punto de mi vida, por situaciones que atravesaba, los cuales ya no lo hago.

Vaivén

Él entró a un universo en el que no supo diferenciar entre el sueño y la realidad. Solitario y sin esperanza se dedicó a sobrevivir cada vez que moría. Y entonces la conoció a ella.

“Cambio o variación inesperada en la situación o estado de las cosas”

Comenzó una noche, él despertó sudando frío y con la respiración agitada. Sus pupilas dilatadas por el terror y el constante temblor en sus manos, no le permitieron calmarse. Buscando entre las sábanas el control remoto del televisor, escuchó un estruendo; Los gritos de sus vecinos, hicieron eco en sus oídos y como si hubiese estado en llamas su cama, saltó de ella.

Las paredes comenzaron a hacer cada vez más pequeñas y pronto todas las cosas en cerca de ellas quedaron aplastadas, dejándolo a él solo en el medio, esperando a tener el mismo destino. Podía sentir como el aire comenzaba a disminuir, haciendo que su garganta ardiera y que su boca se quedara seca. De rodillas en el suelo, esperó a morir…Los minutos pasaron y se vio finalmente rodeado de cuatro paredes, sus brazos tanto como sus piernas estaban adormecidos y el aire se reducía cada vez más.

Sin embargo eso no afectó el movimiento de las paredes, sus brazos fueron estrellados de manera violenta contra su torso. Una pierna cedió y entonces el sonido de algo quebrado y el calor en su pierna fueron acompañados de los gritos de dolor que sintió. Luego la otra pierna, la sangre corría debajo de él y su vista comenzó a nublarse, algo dentro de su pecho hizo ruido y supo entonces que sus costillas dieron de sí, brotes de sangre salieron de su boca y finalmente dejó de respirar.

Despertó de nuevo. Su habitación estaba como antes, como si nada hubiera pasado. Esta vez, tomó sus cosas y salió de allí. Todos seguían durmiendo y ningún ruido se escuchó. Caminó lo más rápido que pudo, saliendo a la calle observó todas las otras casas. No había señal alguna de que lo que había experimentado fuera real. Solo fue una pesadilla, se dijo a él mismo.

Entonces el mismo estruendo se escuchó. Y presenció cómo las casas a su alrededor comenzaron a encogerse hasta quedar como un pequeño cubo, de ellos salían líquidos que él no tuvo que averiguar que eran. Corrió, hasta que sus piernas cedieron. Se vío en un campo, vació y de pronto el cielo se iluminó, como si horas hubieran pasado.

El sol quemó su piel, él decidió sentarse. Cerró sus ojos, pero tuvo que abrirlos de nuevo cuando el sol fue bloqueado de su piel, arriba cientos de cuervos volaban, esperando como lo harían los buitres, un escalofrío recorrió su espalda. Ellos se lanzaron violentamente contra él.

Sus picos abrieron su piel rápidamente, el sonido de su carne siendo rasgada y su sangre escurriendo como cuando el hielo se vuelve agua, no le permitieron pensar. Fue allí, cuando un cuervo se posicionó en su cara, colocando sus patas cerca de sus ojos.

Él se quedó sin poder mover sus brazos, rezó, a todos los santos que pudo tener en su mente en ese momento pero nada lo ayudó; El cuervo entonces enterró sus garras profundamente, clavandolas en los ojos, la oscuridad lo cegó y el miedo inundó su cuerpo, su cara lloraba sangre y el dolor era tan insoportable que pidió calladamente morir rápido, pero eso no pasó.

Volvió a despertar. Misma habitación, misma hora, mismo todo. Decidió que no podía salir pero no podía quedarse tampoco, debía haber alguna solución para eso, no era un sueño y no era una realidad.

Era estar atrapado en un vaivén. Esta vez, él se dirigió a la parte más alta de su casa, y esperó a que algo sucediera, pero no hubo ni un sonido y no vio tampoco cuervos. El aire frío en su cara, le dio unos minutos para no pensar en nada, lo relajó por completo. Entonces a lo lejos, los árboles comenzaron a ceder, cayéndose en todo lo que se encontraba a su paso.

El agua lo tomó por sorpresa, abajo en la calle se veía a los carros, árboles, postes de luz y cualquier objeto mal posicionado siendo llevado con fuerza. Su casa se movió y una ola de no más de diez metros de alto, azotó todo. El aire en sus pulmones faltó, su cuerpo fue violentamente estrellado contra todos los objetos que el agua llevaba. Una puerta se estampó contra su espalda, provocando que su boca se abriera por el dolor.

Él pensó, que si esta iba a ser la manera en la que iba a morir, entonces la aceptaría porque habría sido la menos dolorosa y más rápida. Sus ojos se cerraron y dejó que la oscuridad lo llevará una vez más.

Pero volvió a despertar, con las veces aprendió a tener más y más tiempo entre cada muerte. Sabía cuando una iba a doler mucho más que la otra. Experimentó de todo, el fuego, agua, que lo enterraran vivo, morir cayendo y muchas otras maneras más.

Siempre despertaba en el mismo lugar, comenzando de nuevo otra vez pero aprendió a poder llevar sus armas en cada muerte siendo capaz de despertar con ellas de nuevo. No sabía en dónde estaba, cómo llegó allí o que lo devolvía a la vida.

Con el tiempo comenzó a buscar solo su supervivencia, y lo más extraño de todo es que nunca había visto a ninguna persona, ni animales. Parecía como si sólo él existiera, solo el sufría ese destino, de morir una y otra vez.

¿Habría tenido familia? ¿Qué había sucedido con ellos? ¿Estarían vivos pero en otro lugar y sufriendo lo mismo que él? Esas preguntas lo cansaban cuando caminaba esperando vivir un poco más.

Una noche, mientras moría (en una de las ocasiones en las que todo había sucedido rápido) observó un brillo de luz verde, no muy lejos de donde se encontraba. Tan rápido como había estado, se había ido y entonces el había muerto. No supo que significaba en realidad, pero fue hasta cuando se encontraba buscando comida fuera de una cafetería equipada con todo pero extrañamente vacía, que la vio. Afuera, parecía perdida.

La mirada desorientada, le recordaba a la que él alguna vez tuvo. Y ella lo vio, desde afuera, caminó hacia él pero cuando llegó a la puerta, los cuervos la atacaron. Estrellaron su cuerpo contra el vidrio, destrozándolo todo, él intentó ayudarla pero no pudo. El cuerpo de ella desapareció y a los segundos la luz verde se vio a lo lejos.

Entonces supo hacia dónde se tenía que dirigir.

“Quiéreme de a poco”

Con tu alma inocente pecadora, que deslumbra mi vida con su presencia. Que me permite respirar aire puro con solo verme a la cara. Enséñame cosas que no espero, conocer el mundo y vivirlo por dentro y fuera.

Envenéname de amor, pasión, calor, comprensión. No quiero que nadie más retuerza mi alma y corazón.

¿Por qué no me quieres de a poco? No de un todo, sino poco a poco, conociéndome y más.

Obsidian, Saga Lux #1 (Crítica)

Primer libro de una saga para jóvenes adultos ambientada en la ciencia ficción.

obsidian2bn 

Datos Generales

Autor: Jennifer L. Armentrout

Páginas: 446

Género: YA Novela

Saga o continuaciones: Si, primer libro de la saga

Editorial: Plataforma Editorial Neo

Sinopsis

“Cuando nos mudamos a Virginia Occidental, justo antes del último curso de instituto, creía que me esperaba una vida aburrida, en la que ni siquiera tendría Internet para actualizar mi blog literario. Entonces conocí a mi vecino, Daemon. Alto, guapo, con unos ojos verdes impresionantes… y también insufrible, arrogante y malcriado. Pero eso no es todo. Cuando un desconocido me atacó, Daemon usó sus poderes para salvarme y después me confesó que no es de nuestro planeta. Sí, lo habéis leído bien. Mi vecino es un alienígena sexy e inaguantable. Resulta que, además, él y su hermana tienen una galaxia de enemigos que quieren robar sus poderes. Y, por si fuera poco, ahora mi vida corre peligro por el simple hecho de vivir junto a ellos.”

  Continue reading “Obsidian, Saga Lux #1 (Crítica)”

Ciudades de papel (Crítica)

libro_1398422387

Datos Generales:

Autor: John Green

Páginas: 368 

Género: Novela

Saga o continuaciones: No

Editorial: Nube de tinta

Sinopsis:

En su último año de instituto, Quentin no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón… Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito.

Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas. Con un estilo único que combina humor y sensibilidad, John Green, el autor de Bajo la misma estrella, teje una emotiva historia a la que da vida un inolvidable elenco de personajes.

Ganadora del prestigioso premio Edgar, Ciudades de papel aborda los temas de la amistad, el amor y la identidad para plantearnos una pregunta: ¿vemos en los demás, y en nosotros mismos, solo aquello que queremos ver?

(Al dar clic se entra a la opinión personal y contiene mucha información del libro)

Continue reading “Ciudades de papel (Crítica)”