Verlo es una tortura.
De los más bellos y deliciosos que se puedan tener.
No tenerlo me quema, rompe y destroza.
Observarlo ser con otras me hiere.
Quisiera poder hablarle y decirle lo que enrealidad mi alma siente por él.
En temas como este yo conservo aun inocencia.
De una niña enamorada, a una mujer apasionada.
Dios sabe que quisiera olvidarlo, que su cara me hace daño y que me va envenenando de poco a poco.
Quisiera morir, para entonces en mis últimos momentos revivir todas las veces que he podido verlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s